diario de concordia noticias en Concordia

Dos hermanos fueron asesinados en el Barrio Agua Patito

En calle pública sin nombre, a dos cuadras del tanque de agua del barrio Agua Patito, fueron asesinados dos jóvenes con armas blancas en medio de una riña.
Las víctimas fueron identificadas como Juan Daniel Almada, de 19 años y David Andrés Almada, de 24 años. La Policía detuvo a uno de los presuntos autores del doble homicidio: un hombre de 41 años; mientras que está tras los pasos de su hijo, un joven de 19 años.

Personal de la Comisaría 7° halló en ese lugar a dos jóvenes con numerosas heridas de arma blanca en la zona toráxica. Se solicitó ambulancia y ante la demora se los trasladó en el patrullero a la Sala de Primeros Auxilios del Barrio Constitución, donde fueron derivados inmediatamente al hospital Delicia Concepción Masvernat, pero ingresaron sin signos vitales cerca de las 20:30.

Juan Daniel Almada tenía una herida de arma blanca punzocortante en la región intercostal izquierda de aproximadamente dos centímetros de largo. Y otra herida entre la séptima intercostal derecha, línea axilar anterior, además de una excoriación pos-mortem en la rodilla derecha. En tanto, David Andrés tenía una herida punzocortante entre la cuarta y quinta intercostal izquierda, a la altura de la tetilla, y una excoriación por mortem en el ala nasal izquierda.

Un testigo de 25 años aseguró que se encontraba en la casa de los Almada, cuando escuchó que desde afuera gritaban para pelear. Dijo que salió detrás de ambos y alcanzó a ver que del otro lado, se encontraban los sindicados como autores del hecho, acompañados de otros tres a quienes no reconoció. Luego comenzó la pelea.

El testigo ingresó a la vivienda para avisarle a la esposa de David Almada. Cuando salió nuevamente vio que ambos hermanos caminaban mal heridos. En tanto, la mujer indicó que el hombre de 40 años sacó un arma de fuego y le apuntó a su marido en la cabeza y gatilló dos veces pero no salió el disparo. Cuando cayeron heridos los Almada, los agresores los querían rematar pero los vecinos lograron separarlos. Luego quisieron entrar por el fondo de la casa.

Cerca de las 23:40, la División de Investigaciones procedió a la detención de uno de los autores, domiciliado en el barrio Agua Patito, y procedió al secuestro de una moto Guerrero 150 c.c. de color negro, que fue depositada en la División Criminalística para su resguardo y posteriores pericias.
El detenido fue examinado por el médico de Policía y en la División Criminalística le realizaron un levantamiento de muestras y se le practicó un dermotest. Luego fue enviado a la Alcaldía policial.

El fiscal Flavio Zabaleta a cargo de la causa por el crimen de los hermanos Almada, señaló que la discusión se habría producido “por problemas de barrio que venían desde hace tiempo”, dijo y agregó que “hay tres testigos directos que vieron lo que sucedió en un lugar iluminado y a la vista de todos los vecinos”, explicó el agente de la Fiscalía.
Además, sostuvo que uno de los testigos afirma que “uno de los acusados tenía un arma pero no fue utilizada para concretar el hecho”, dijo el fiscal en relación al revólver con el que habrían intentado rematar a los hermanos Almada pero no habrían salido los disparos.

Por otra parte, Zabaleta explicó que “se secuestró una moto en la que habrían llegado a concretar el hecho, hay un detenido y otra persona que se detendría en las próximas horas”, resaltó y agregó que “puede haber más personas involucradas en el hecho, aunque aún se deben establecer las responsabilidades”, concluyó.

 

Dajanos tu comentario