diario de concordia noticias en Concordia

Maciá: Una anciana fue hallada muerta en un tanque de agua

FOTO ILUSTRATIVA

FOTO ILUSTRATIVA

Una mujer de 83 años fue encontrada muerta en un tanque de 500 litros de agua. Ocurrió en calle Goldaracena N° 1129 de la localidad de Gobernador Maciá.

Se trató de Ester Catalina Weber. El cuerpo de la anciana era trasladado este viernes a la morgue judicial de Oro Verde para la autopsia correspondiente a los fines de establecer, fehacientemente, la causa de su muerte.

Las actuaciones judiciales para establecer los motivos del fallecimiento de esta persona se iniciaron con conocimiento de la Fiscalía en turno, la intervención al gabinete criminalístico de la Departamental Tala y al médico policial en turno Dr. Vallejo Adhemar Beltrán.

«No tenemos indicios de suicidio u homicidio», aclaró el comisario. Fue en ese sentido que explicó los motivos por los que fue judicializado el caso.

«Cuando tomamos intervención en el hecho, el cuerpo de la abuela estaba tendido sobre la mesa del comedor; por eso fue que judicializamos la causa, porque cuando llegamos, nos dijeron que la habían retirado del tanque de agua», argumentó Costa.
«Perdió el equilibrio y cayó al tanque de agua»
Consultado al comisario sobre las probables circunstancias en las que se registró el deceso de Weber, éste comentó: «Por un descuido de la abuela al querer buscar un celular y un pañuelo que se le habría caído al tanque de agua, trepó a una silla, perdió la estabilidad y cayó».

De acuerdo a lo que detalló el funcionario policial, «el hijo de esta mujer, retiró esos elementos del fondo del tanque; de ahí se estima que pudo haber perdido el equilibrio y caer al tanque».

En la oportunidad, Costa comentó que la mujer de 83 años sufría de «problemas motrices y Alzheimer».

«Una vecina que fue a tender ropa al patio, el que da al fondo de la casa de la abuela, a través del tejido, vio los pies que sobresalían del tanque. Dio rápido aviso a un muchacho, éste saltó el tejido y la sacó del taque; cuando nosotros llegamos, el cuerpo estaba acostado en una mesa del comedor», explicó el jefe de la comisaría de Maciá.

La anciana vivía junto a su hijo de 28 años, el que se desempeña como sereno, y al momento del hecho se encontraba descansado; despertó al escuchar los gritos de los vecinos.

Dajanos tu comentario