diario de concordia noticias en Concordia

Montevideo: Falleció reina del carnaval baleada por su ex novio

Melina Gordillo tenía 20 años y había sido reina en Salto, la ciudad uruguaya. Estaba estudiando en Montevideo y seguía su carrera de modelo. Su exnovio le disparó 5 balazos y luego se suicidó.
Melina Gordillo Giménez, la joven de 20 años que estaba en estado crítico luego de haber sido baleada por su ex pareja, murió este jueves tras permanecer trece días internada. La joven, nacida en Villa Constitución, había sido reina del Carnaval en Salto a los 17 años y residía en Montevideo, donde estudiaba en la Facultad de Ciencias Sociales y proseguía su carrera de modelo.

La noche del 24 de marzo, Melina había salido a hacer unos mandados junto con su madre. Habían dejado sin llave la puerta de su casa ubicada en el barrio Villa Española debido a que tenían dos perros que eran “agresivos”, según la familia, y que por eso “nadie iba a entrar”.

Hacía un mes que la muchacha había terminado su relación con quien era su pareja desde hacía unos 8 meses, pero el joven seguía insistiendo en que quería retomar el vínculo.

Antes de regresar a su casa, Melina recibió una llamada de su expareja, diciéndole que había entrado a su casa y que la estaba esperando en su dormitorio; que cuando llegara subiera (su cuarto estaba en la segunda planta). Cuando llegó, la joven vio que su exnovio estaba armado con un revólver calibre 38. Melina logró advertir a sus familiares que no subieran, porque serían heridos. Los familiares enseguida salieron a la calle a pedir apoyo a la policía pero antes de que pudieran hacerlo, el joven le efectuó cinco disparos a Melina, y luego se suicidó de un balazo en la cabeza.

“Siempre fue muy celoso, incluso de mí y de otra tía porque decía que la íbamos a llevar por el mal camino”, contó Marisa Giménez, tía de Melina.

“Al principio parecía que era un buen chico. Cuando estuvo un mes internada por lupus (una enfermedad autoinmune), él estuvo ahí siempre. Por eso lo teníamos como una gran persona. Pero, como dice el dicho, uno nunca termina de conocer a la gente”, dijo.
Proceso

La joven fue trasladada de inmediato al Casmu de 8 de Octubre y Abreu, donde estuvo internada hasta ayer. Recibió cinco proyectiles en su cuerpo: uno en la pierna, otros tres en el intestino y otro que rozó el páncreas. Debió ser intervenida en varias ocasiones para detener la infección que le habían causado las heridas.

“La más grave era la del páncreas y los médicos nos dijeron que no se podía efectuar un trasplante por la enfermedad autoinmune que padecía y de la cual estaba bajo tratamiento”, contó la tía.

Al día siguiente de la primera operación, la joven “estuvo dos días consciente”.

“En ese tiempo, le contó a la madre todo lo que había pasado porque lo recordaba perfectamente. Después de la segunda operación fue cuando empeoró”, explicó Giménez.

A partir de ese momento, cada vez que la familia entraba a visitarla, ella escuchaba, pero no podía hablar. “Nos contestaba por señas: abría los ojos, nos apretaba la mano o movía la cabeza”, contó.

Luego de la cuarta operación, su estado se volvió más crítico aún y fue cuando los médicos le informaron a la familia que las posibilidades de sobrevivir eran pocas y que solo si disminuía la infección podía salvarse. Pero eso no sucedió.
Su sueño
“Ella era intachable, amorosa, amable, amiga, simpática. No porque yo sea la tía sino porque todo el pueblo de Villa Constitución, donde nació, la tenía por una gran persona”, contó su tía.

Hacía dos años que Melina se había venido a vivir a Montevideo persiguiendo su sueño de ser modelo, luego de haber ganado varios certámenes de belleza. Había decidido estudiar en la Universidad “para tener más herramientas en la vida, pero el sueño de ella era llegar a trabajar de modelo en la televisión”, concluyó la tía.

Fuente: El País de Montevideo

Dajanos tu comentario