diario de concordia noticias en Concordia

Por las redes sociales buscan médicos para el Hospital Masvernat

masven“Necesitamos recambio. Estamos estresados, cansados y no vemos respuestas ni soluciones”, comentó uno de los profesionales que integra desde hace 20 años un servicio de guardia que pasó de 14 miembros a 11, con perspectivas de que queden sólo 9. También faltan pediatras y neonatólogos y hay problemas en otras áreas. El resultado de un Papanicolau demora seis meses.

Fernando Rivas, especialista en Ginecología y Maternidad del nosocomio, confirmó la falta de médicos dispuestos a hacer guardias activas, debido a que “la especialidad nos es rentable y no hay presupuesto como para motivar a que otros colegas se sumen”. El profesional señaló que una situación similar “desde hace muchísimo tiempo” se vive en las guardias de Pediatría, Neonatología y otras.

“No hay remplazo de médicos que quieran venir a Concordia o ponerse al frente de las guardias”, sostuvo el médico obstetra en diálogo con Diario Junio, al tiempo que vislumbró que la situación “va a empeorar porque los estudiantes no eligen esta especialidad porque es muy sacrificada”.

También comentó que aumentó mucho el trabajo en las guardias por el crecimiento de la población en Concordia y la región y, además, porque se atienden pacientes de Gualeguaychú, Chajarí y otras localidades que llegan directamente al Masvernat.

Sucede que ante la falta de anestesistas, ginecólogos, pediatras y otros especialistas en toda la zona, llegan al Masvernat hasta los partos normales, que deberían atenderse en las ciudades más chicas, dejando al nosocomio concordiense para casos de alta complejidad. “Las mismas pacientes nos cuentan que las suben a la ambulancia y las mandan directamente para acá. Otros se vienen directo en su propio auto”, contó Rivas.

El médico sostuvo que, de seguir así, se verá resentida la atención porque están sobrecargados con los horarios, ya que cubren más de dos guardias por semana profesionales con más de 20 años de ejercicio de la profesión. “Ya estamos en una edad en la que deberíamos dejar de hacer guardias. Necesitamos un recambio, estamos cansados, estresados y no vemos respuestas ni soluciones”, planteó.

La cuestión económica, según reveló el ginecólogo, también influye. Un profesional con 20 años de antigüedad no tiene un sueldo mucho mayor al de un principiante, lo que hace que muchos elijan irse a trabajar a un centro de salud, donde ganan un poco menos, pero la carga horaria y la responsabilidad son menores y “saben que van a estar más tranquilos”.

En cuanto a las posibles soluciones de esta problemática, Rivas recordó que en octubre del año pasado se reunió con el ministro de Salud, Ariel de la Rosa, y con autoridades de la provincia. “También se habló de otra serie de reclamos, como los concursos que no se efectivizan. Yo tengo 20 años de servicio y ni siquiera fui nombrado. Soy interino y empecé con un contrato que ahora recién van a efectivizar de unos concursos que se hicieron en 2012. También existió la promesa de empezar a traer médicos de otras localidades pero, lógicamente, para que quieran venir hay que darles al menos una motivación económica”, expuso.

Rivas señaló que el problema no se produce sólo en las guardias, sino que también hay inconvenientes con biopsias y otros estudios. “No puede ser que demore seis meses el resultado de un Papanicolau”, graficó, antes de preguntarse: “¿Cómo van a apurar los resultados, si están haciendo los exámenes de toda la costa del Uruguay?”.

“La realidad es que el hospital se está quedando con pocos médicos y sobretodo especialistas como pediatras, neonatólogos, obstetras, anatomopatólogos. Hematóloga por ejemplo hay una sola y está por jubilarse y cuando lo haga nos quedaremos directamente sin especialista en enfermedades de la sangre”, lamentó el galeno.

Dajanos tu comentario